Secretos para la Mejora Continua en las Organizaciones

Por: Norida Vanegas Chinchilla
Consultora de Innovación
Corporación MAVI

El presente artículo es inspirado en lo expuesto por “Dick Lyles” en su obra El Secreto de los Zapatos Viejos. Dentro de este escrito, se describen una serie de herramientas administrativas para ser implementadas en la vida empresarial. A continuación, las cuatro fórmulas fundamentales de la mejora continua en las organizaciones, que no son solo para nuestro desempeño laboral, sino que también incorporarse en la vida personal.

La fórmula consiste en hacer sentir a los demás más fuertes y no más débiles, se debe considerar como un punto de partida que los individuos deben trabajar en las organizaciones, es decir, el equipo de trabajo debería tener en cuenta para el logro delos objetivos organizacionales, el verdadero esfuerzo y reconocimiento de las habilidades de las personas con las que se trabaja debido a que en muchas ocasiones lo que se hace es querer ganar elogios por los aportes y trabajos individuales olvidando que si todos unen fortalezas se alcanzan mejores resultados.

Una vez asimilado lo anterior,se abre camino a la segundaformuladescrita como “los camellos son buenos, esto no es más que el uso de la colaboración, que se convierte en la mejor competencia dentro de las interacciones de las personas cuando trabajan en equipo, lo cual quiere decir que debe existir unión para trabajar por un objetivo en común, siendo conscientes que no se alcanzaráel éxito en los proyectos propuestos si cada uno tiene intereses individuales y corre para su lado, pero si se aplica esta fórmula lo más seguro es que cada uno de los integrantes del equipo de trabajo quedará satisfecho con los resultados obtenidos.

La tercera formula consiste en“evitar las trampas del pensamiento basado en dos valores excluyentes”, es realmente una necesidad en el crecimiento laboralser consciente que no siempre existe una respuesta óptima para todoy se cae en el error de categorizar los buenos y malos trabajadores, lo cual no deja avanzar y por el contrario cierra la gestión empresarial en un círculo vicio de premios y castigos para la resolución de problemas, cuando en realidad la solución no se encuentra solo en A o en B, sino que existe una gran variedad alternativas y todo depende de las circunstancias, espacio y tiempo que la empresa este sobrellevando.

La fórmula final y no menos importante es“influir sobre el futuro”, está muy relacionada con la anterior, porque en ocasiones se presenta en las empresas una visión muy marcada del presente y muchas veces en el pasado para la búsqueda de culpables (teniendo como práctica encontrar quien hizo lo correcto o quien esta equivocado en las actividades), en vez de echar una mirada al futuro para crear estrategias y prepararse ante situaciones que puedan perjudicar la consecución de los objetivos.

En conclusión, estas cuatro fórmulas de gestión se convierten en un verdadero tesoro que enriquecen la formación de las personas, a su vez ayudan a desarrollar habilidades que son muy útiles a la hora de trabajar en equipo.

error: El contenido esta protegido.