La importancia de crear entornos de confianza en los equipos de trabajo

Por: Graciela Villamil Villadiego
Consultora en Mercadeo
Corporación MAVI

El líder es una figura a la que siempre se le han atribuido varias cualidades, talentos y capacidades, una de ellas es la de dirigir a un equipo y conducirlo al logro de las metas, pero ejercer un liderazgo superior también consiste en entregar valor a cada uno de sus miembros, factor importante para que un equipo se motive y propenda por el cumplimiento oportuno de los objetivos que se planean alcanzar o inclusive asegure que el logro de resultados superen las expectativas.

Por otro lado, en la actualidad es frecuente escuchar, lo muy necesario que se hace, saber trabajar de manera colaborativa y, será clave que el líder empiece a dar forma y lineamientos para sacar el máximo potencial de su equipo; un aspecto útil para lograrlo, es crear entornos de confianza entre sus colaboradores, lo que significa también, propender para que cada miembro sienta que se les valora como seres humanos, que no son un medio para llegar a unos resultados, sino que cada uno es importante por lo que aporta; ya sea una gran empresa o un pequeño negocio, si se configura un equipo de trabajo, esa organización tendrá una probabilidad más alta de acercarse a obtener resultados extraordinarios.

Para ampliar un poco más acerca de los entornos de confianza en los equipos, veamos una técnica que emplea Edwin Catmull, cofundador y presidente de PIXAR y de Walt Disney Animations Studios dentro de la organización, el Braintrust, uno de los protocolos establecidos que sirve para fomentar la creatividad, y que evidencia su efectividad a través de una de sus películas insignia como lo es Toy Story, al igual que otros éxitos tales como Wall-E, Coco, por mencionar algunos; sin embargo, el enfoque desde el que se pretende mostrar esta temática en este artículo es el del liderazgo.

Catmull es una persona reconocida por abordar el liderazgo desde la comprensión de las relaciones humanas, por consiguiente, mediante el Braintrust lo que se busca es que las personas del equipo dejen de sentir miedo, se concentren en producir ideas creativas y se sientan en plena confianza de exponerlas; no obstante, es menester resaltar que esta técnica se encuentra basada en la honestidad y la crítica constructiva. Existe un interrogante que quizá muchas empresas se plantean, sobre todo en una era en la que se exige arrojar ideas realmente diferentes constantemente, y es, ¿Qué bloquea la creatividad?

Según la revista Forbes México, la respuesta a dicha pregunta es el miedo a expresar lo que se piensa y se siente; seguidamente, nos expone lo que dijo Catmull durante su conferencia en ExpoGrow 2018: “Muchos piensan que dirán tonterías, que los otros pensaran mal de ellos, o que van a impresionar… Nada de eso. Cuando alguien no está al 100 por 100 seguro de lo que hace se siente vulnerable y tiende a adoptar posturas a la defensiva. Debemos quitar estas amenazas y escucharlos”

Conforme a lo anterior, se hace referencia a 2 características particulares del Braintrust, que lleva a los equipos a dar el máximo potencial en creatividad:

  1. Las figuras de autoridad son eliminadas en los espacios en que se evalúan los proyectos: Esto quiere decir que las retroalimentaciones se dan entre pares, en un inicio, pues los líderes quedan en un segundo plano y observan las dinámicas del equipo, pero no toma parte de una discusión, al menos no en una primera instancia, con lo cual se busca que el personal se sienta en confianza para proponer ideas y tome riesgo de ser necesario.

Catmull menciona la película Ratatouille, como una idea arriesgada que tuvo éxito, pues quien diría que el publico aceptaría que una rata pudiera cocinar, pero no habría llegado a ser materializada de no ser por el Braintrust.

  1. Existe la retroalimentación de manera espontánea pero objetiva: Como eje central de esta práctica se halla la honestidad, sin embargo, una premisa importante es la de no tomarse nada personal, por eso las observaciones se hacen sobre los proyectos, no sobre las personas y con intenciones constructivas.

La franqueza no tiene que ser cruel, ni destructiva. Al contrario, todo sistema de feedback que funciona bien esta construido sobre la empatía, sobre la idea de que todos vamos en el mismo barco y de que comprendemos un mal trago, porque nosotros mismos hemos pasado con ellos” – Ed Catmull –

En definitiva, el braintrust brinda una propuesta excepcional, que además de estimular la creatividad, también crea un ambiente laboral optimo; con los casos de las películas más exitosas de Pixar y Walt Disney Studios, se observa que cuando se entienden las bases de las relaciones humanas y se vela por el bienestar emocional de los miembros que conforman un equipo, proporcionándoles espacios de confianza, las organizaciones logran estar más cerca de resultados maravillosos.

Finalmente, cabe mencionar que Catmull, también autor del libro Creatividad S.A.: Cómo llevar la inspiración hasta el infinito y más allá, reconoce que esta técnica hace que surjan ideas, algunas mas arriesgadas que otras, que pueden o no funcionar, pero que permite al equipo seguir motivado y trabajando para dar resultados supremos, sobretodo porque apunta a que brote lo mejor de cada miembro.

“Para que surja la creatividad, debemos aflojar los controles, aceptar el riesgo, confiar en nuestros colegas, allanarles el camino y prestarle atención a aquello que les dé miedo” – Ed Catmull –

error: El contenido esta protegido.